lunes, 14 de abril de 2008

X PUJADA A PEU ALMASSORA - PENYAGOLOSA: LA CRÓNICA

FICHA TÉCNICA:
Distancia: 58 Km
Tiempo: 11:30-14:00 horas
Desnivel positivo: 2560 m
Desnivel negativo: 1300 m


La cita como todos los años (entre el segundo y el cuarto Sábado de Abril) era a las 6 de la mañana, en la calle San Jaime esquina con Boqueras. Son las 5:50 y ya están casi todos. Julián el "presi" del club de atletisme La Panderola, recoge las bolsas con la ropa que luego subirán con el autobús hasta San Joan de Penyagolosa. Mientras, la espera se consume con presentaciones, saludos y últimos retoques del equipo personal que nos va a acompañar durante la subida. Llevar el mínimo peso es indispensable.

A las 6 en punto, después de la foto de grupo, Alejandro dispara el correspondiente masclet e iniciamos la marcha. Salimos por la gasolinera de la BP dirección Pamesa, sale la gente de trabajar del turno de noche y nos mira de una forma extraña, como de una mezcla entre sorpresa e incredulidad. Todavía es noche cerrada, sobrepasamos el puente sobre la N-340 y continuamos por la carretera paralela a la rambla de la viuda. Poca o ninguna actividad por el polígono la Rambla y les Forques, continuamos a lo largo de varios Km por el asfalto, nos cruzamos con los camiones que vienen de la planta de Reciplasa, pasamos por la subestación eléctrica, requiem por el "pinaret de Llacer" y se adivina a partir de aquí que ya estamos cerca de la planta de Reciplasa y de Canet. Una vez sobrepada ya la autopista y el eje Bechí-Borriol, entramos ya dentro de la Rambla cuando ya ha amanecido. Han sido alrededor de 8 Km por asfalto.

El avance por dentro de la Rambla es en algunos momentos difícil por la gran cantidad de cantos rodados. En otros tramos, se puede salir de la zona pedregosa para avanzar a través de un camino de tierra. Casi sin darnos cuenta ya se ve el Pont del Mercader donde nos esperan Paco y jose María con el primer avituallamiento. Hemos recorrido 11,5 Km desde la salida en 1hora y 55 minutos.

Después del breve descanso, continuamos. Poco antes de llegar a la presa del pantano de María Cristina, nos salimos de la rambla por la izquierda en busca de una zona de pinares atavesados en parte por senda y parte por pista. Existen bastantes casetas rurales por esta zona y después de varias pequeñas subidas y bajadas circulamos por un camino asfaltado a lo largo de varios kilómetros hasta alcanzar la carretera que va desde Onda hasta Alcora. A falta de dos Km para llegar a Alcora salen a nuestro encuentro unos amigos de Alcora, Rafael y Adrián, que nos acompañarán hasta el segundo havituallamiento situado en la plaza de España.

En este punto hemos recorrido ya 22 Km en 3 horas y 45 minutos. El desnivel acumulado es muy poco, no llega a 300 m. La salida de Alcora es en dirección a la ermita de San Vicente, para proseguir con la ascensión a Torremundo. Hasta la cruz se ascienden unos 500 m en algo más de una hora. Esta es ya una subida por senda con un cierto grado de exigencia. Las vistas desde arriba son ya espectaculares. Hace ya un buen rato que divisamos con bastante nitidez el pico de Penyagolosa, nuestra meta para el día de hoy. Lo tenemos ahí delante, pero aún está lejos. Seguidamente avanzamos por una zona de leves ascensos y descensos hasta alcanzar la Font del Raudó ya en el término municipal de Lucena. Breve parada para refrescar y continuamos por pista hasta alcanzar la carretera que viene de Argelita que nos llevará hasta Lucena después de circular por el asfalto a lo largo de 2,5 Km.

Aquí se realiza la parada más larga. Se comen bocadillos calientes y se aprovecha para curas de emergencia: parches para ampollas, rozaduras, cambio de calcetines, etc.. Hay que estar preparado para lo que nos espera. Hemos alcanzado Lucena en alrededor de 7 horas, por tanto es la una de la tarde. El desnivel positivo acumulado supera ya aquí los 1000m, pero ha sido necesario recorrer 37 Km.
.
Llega el momento clave de la jornada y a partir del cual la excursión ya empieza a convertirse en aventura. Descendemos al rio por una pista de Hormigón de un desnivel más que considerable. Una vez finalizado el descenso nos encontramos a unos 430 m sobre el nivel del mar. Desde este punto y hasta la cima del Penyagolosa tendremos que superar 1500 m de desnivel en unos 16 Km, la cifra realmente asusta.
.
Ascendemos el rio y por carretera nos dirigimos al comienzo de la subida al mas de la Costa. Son 45 minutos de ascensión por una pista de hormigón con tramos de desnivel que supera el 30%. Al comienzo hay una inscripción en el suelo hecha por ciclistas que reza: "comienza el infierno", y no le falta razón. Arriba nos espera el cuarto y último havituallamiento antes de la llegada a San Joan. A partir de aquí ya no es posible disfrutar de ningún tipo de apoyo, hay que llegar como sea al menos hasta la pista del Remolcador. Desde el mas de la costa se puede observar todo el valle del rio Lucena con la población al fondo.
.
A partir de este punto, en el grupo de cola vamos 5 personas, una de ellas es Ferran, el diseñador del recorrido que este año cumple el décimo aniversario. El tiene la misión de cerrar el grupo y a la vez realizar funciones de "escoba". Es todo un lujo caminar con él, conoce un montón de anecdotas, aventuras, datos referentes al recorrido, etc. En su compañia, el camino es mucho más ameno.
Una senda en ascenso leve pero constante y con tramos compuestos por bastante terreno escarpado nos conduce a la llamada pista del Remolcador. Son ya más de las 16:30, los primeros grupos ya están en la cima del pico, nosotros lo tenemos ahí delante, ya casi lo podemos tocar con la mano, pero no, todavía falta para ese momento.
.
Circulamos durante más de una hora por dicha pista del remolcador, la cual nos conduce a la Banyadera que es la base del pico, son casi las 18 horas y vamos a comenzar el último ascenso hasta la cima del Penyagolosa. A las 18:50 de la tarde, por fin, objetivo cumplido, hemos llegado a la cima de 1813 m sobre el nivel del mar. La sorpresa es mayúscula cuando vemos que tenemos comité de recepción, nos esperan un grupo de cabras salvajes en todo lo alto, nos miran, observan, pero no se mueven. Ellas a lo suyo, y nosotros a lo nuestro, fotos, admirar el paisaje ya que hoy hemos tenido suerte con el clima y está bastante despejado.
.
Da pena despedirse de un paisaje así, pero debemos hacerlo. Aún nos queda una hora de descenso hasta la ermita de San Joan de Penyagolosa. El descenso es ahora más seguro ya que están restaurando la senda de ascenso y solo se permite la circulación por un único recorrido con menor pendiente. Otros años, resultaba complicado encontrar el camino correcto.
.
Sobrepasada de nuevo la Banyadera, tomamos el barranco de la Pegunta hasta San Joan. Este barranco está considerado como la mayor reserva de flora de todo el parque natural. Vale la pena perder alguna vez (para quien no lo haya hecho) un par de horas en recorrerlo.
.
A las 20 horas y después de 14 horas desde la salida, llega el grupo de cola a San Joan. Algunos ya esperan impacientes el regreso. Otros disfrutan del momento y del paisaje. Nosotros, a por la ducha semifria, y a saborear el caldo y el bocadillo caliente que sabe a gloria. Una vez finalizado todo el ritual, al autobús y regreso hasta el próximo año (s.d.q.).
.
No quiero finalizar esta crónica sin antes mencionar un comentario de Manuel Grandío en el libro que editó Eloy Moreno sobre la "Marato i mitja" Castelló Penyagolosa y que a mi entender refleja fielmente algunos aspectos de lo realizado por unos cuantos de nosotros el Sábado:
.
"No sabemos a ciencia cierta que pasó por la mente de sus promotores al concebir lo que más bien parecía una locura, pero sabemos que las personas que lo hacían eran y son, en lo que a la prueba se refiere, personas desentendidas del interés material, personas generosas, altruistas, y comprometidas con la idea de que una sociedad mejor empieza por la iniciativa, por las acciones y, por las actitudes individuales de cada uno de sus miembros, sabedores de que la pasividad, la queja y el inmovilismo colectivo, terminan por contraer el alma de cualquier pueblo.......".

7 comentarios:

maratonman dijo...

Tremenda paliza,seguro que esa noche dormiste a pierna suelta,no??.
No se sabe que es peor correr 42 kms o caminar 58 kms,pero para mi ambas cosas tienen el mismo mérito e incluso esta última más ya que seguramente lleve a consumir muchisimas más calorias y mas esfueros.
Un abrazo.

sendallarga dijo...

Maratonman, tienes razón, supone un desgaste bastante considerable. Dormí como un angelito.

Roadrunner dijo...

Muy bien ese aperitivo relajado de la MiM,no? terminasteis todos bien?
fué bonito veros pasar y acompañaros un rato.Mi padre dice que a la proxima se apunta para hacerla entera :O.
Un saludo.Nos vemos en Cabanes,cuidado que Zarpazo dice que te va a dar una paliza de cuidado jejeje...con cariño y respeto,siempre hombre ;)

Takuma Ggroc dijo...

Menuda piedra de toque de cara a la MiM.
Seguro que llegas como una moto... dudo que pueda seguirte, pero bueno, que voy a poner todo de mi parte...(pero para hacer mu objetivo... que tu estas muy fuerte)

Saludos

sendallarga dijo...

Road, o mejor debería decir zarpazzo, ten piedad de mi. Bueno al menos te veré en la salida.

Takuma, lo importante es que te recuperes pronto. Tanto antibiótico te deja un poco chafado, así que luego ves poco a poco. Lo de la Mim nunca te puedes fiar, luego sale lo que sale. Te crees que vas bien, y fallas más que una escopeta de feria

depiedraenpiedra dijo...

No sabía que habías estado pocho, espero que ya estés recuperado del todo...que supongo que sí, porque menuda palicilla más chula os pegasteis.
El año que viene por estas fechas espero tener menos lios japoneses y tener tranquilidad y tiempo para unirme a vosotros.

BUSCAMURS dijo...

Hola Efrén. Però quines excursions més maques t'has buscat per a no estar parat del tot.
Espere que estigues millor i que reaparegues prompte. D'ací tres setmanes, estem replegant els dorsals, així que espere que et recuperes a temps.
Un abraçada.