domingo, 15 de julio de 2007

IX MARXA AL BARTOLO


Tiempo 3:43:30
Km: 24
ppmax 157
ppmedia 138
.
Como habeis podido comprobar llevaba ya tiempo sin hacer nada debido a las oposiciones y despues de haberme inscrito, pensaba en no ir pero al final me dije: voy y la hago aunque sea andando y difrutaré del paisaje. Dicho y hecho.
.
Por motivos familiares, duermo la noche del Sábado en Torreblanca. A las 5:15 suena el despertador y a las 6:25 ya estaba en Benicasin. Aunque como la mayoría de la gente voy a aparcar más cerca de la meta que de la salida.
.
Paso el control del chip y saludo a caras conocidas. A las 7:00 masclet y a correr. Todo el mundo sale desesperado, yo alucinando y pienso, madre mia, voy a llegar con el autobús. Pero lo tengo claro, tranquilo.
.
Después de la autopista, en la primera subidita de la antena, me miro las pulsaciones y ya se me están disparando. Paro y camino. Me pongo como tope las 153 pulsaciones y me propongo no pasar de ahí para ir tranquilo. Enseguida me bajan porque al llegar a la masía Salandó, el primer tapón. ¿De donde ha salido tanta gente?. Todo el tramo de senda del principio del barranco hasta donde empieza la pista era un tapón de gente y las pulsaciones bajando.
.
Cuando empieza la pista, la cosa se aclara un poco pero tampoco corro demasiado. Al llegar a la font de la teula, otro tapón. Por fin llegamos al primer control del restaurante. Me miro el reloj y horror, 1h. 5 minutos. A este paso llego arriba con 2:05 como así ha sido.
.
Pasamos el monasterio, y el tramo siguiente un poco más despejado y llego a la pista de Bruno. Mas que pista parece autopista, menudo arreglo. Empiezo a crestear y ya no me acordaba lo duro que era el principio. Mis piernas se resienten y pienso que pronto van a empezar los problemas. Pero no, una vez superado el primer tramo, recupero un poco y llego al segundo control bastante bien (2:05). A partir de aquí, a bajar. Pero hasta la bajada se me hace larga. Eso sí, molestia ninguna. Cosa que por otra parte me alegra bastante.
.
Llego al tercer control y aquí ya empieza a hacer calor de verdad. La subida de la cresta, en procesión, pero con algo de sombra. La bajada, como siempre, peligrosa. Recuerdo la primera vez que la hice que no podía bajar de los calambres que me daban. Pero esta vez, no.
.
Llego al último control de agua y desde aquí a meta, cuestión de paciencia y fuerza de voluntad. El tramo del paseo cada año me gusta más, aunque casi a las 11, ya hace un calor de la leche. Entrada un meta y un bañito en la playa.
El próximo año, mejor.
.
Resumiendo. Para lo mal que pensaba que estaba debido a tanto tiempo sin entrenar o entrenando muy poco, la cosa no ha sido tan horrorosa. Por lo menos no he tenido molestias ni calambres. Supongo que también habrá influido el ritmo. Muy lento si os fijais en la media de pulsaciones.

1 comentario:

Roadrunner dijo...

Lo importante es que ya te has sacado lo tuyo y que estés de nuevo por la montaña. Las buenas marcas ya volverán a venir con el tiempo..
Un saludo