miércoles, 6 de junio de 2012

DIAGNÓSTICO: EC






Ayer, 5-6-2012 obtuve por fin respuesta a muchos de los interrogantes que se me han planteado durante los últimos años, bueno bastantes años, porque habría que retornar como mínimo a hace más de 12. Interrogantes, como:

  • ¿Por qué cuando estaba bien gordito (año 1995, 25 Kg más), era sedentario, no me cuidaba, podía dar sangre sin problemas?, y los resultados de las analíticas decían que gozaba de una salud envidiable.
  • ¿Por qué ahora que estoy perdiendo peso (año 1998), que hago ejercicio, que me cuido, me rechazan tres veces consecutivas para dar sangre porque tengo los niveles de hematocrito por debajo de lo normal?.
  • ¿Por qué durante años puedo hacer vida más o menos normal?, tengo algunos síntomas (molestias estomacales, alguna que otra diarrea, dolores musculares, cansancio) a los que no presto demasiada atención.
  • Empiezo a tener ya hace algunos años niveles mucho más bajos de lo habitual de hierro. “Eso es porque eres corredor, y los corredores tenéis todos el hierro muy bajo”, me decía todo el mundo (incluido los médicos). Tres meses con el Tardiferón, y solucionado.
  • ¿Por qué durante más de diez años de practicar carrera de forma continua mi progresión ha sido tan pobre?. Veo y conozco amigos, compañeros de aventuras de fin de semana, que se inician en esto de las carreras y a los pocos meses ya los pierdo de vista antes del km 2 de cualquier carrera. Bueno, tendré que resignarme, soy así de torpe y malo.
  • ¿Por qué en diversas ocasiones que decido intensificar el entrenamiento de forma individual y personal, fracaso de nuevo?. Cuanto más entreno, menos voy. Eso es debido a que como soy tan torpe y tan inútil, de donde no hay, no se puede sacar. De nuevo resignación.
  • ¿Por qué en los últimos tiempos desde mi entorno (familiares, amigos, conocidos) se me “machaca” con el tema de la alimentación: “come más, no te cuidas, quemas demasiado”, hasta prácticamente acusarme de negligencia o casi de anoréxico.

Así, más interrogantes que en este momento no vienen al caso, pero que en su día se me plantearon.

Por desgracia para mí, me quedo solo en casa en el mes de Octubre, tengo más tiempo para entrenar, y decido ponerme en manos de un profesional de la preparación física. Después de algo más de dos meses y medio de entrenamientos y de seguir una rutina disciplinada, el resultado fue un nuevo fracaso (en el aspecto físico). Eso es lo que pensaba a mediados de Marzo, ahora lo que pienso es que ha sido una victoria, o el suceso que me ha conducido a resolver el interrogante permanente.

Ya he comentado el proceso durante los últimos meses: calambres insoportables, niveles de hierro y ferritina en sangre inexistentes, hemoglobina y hematocrito más que justos, cansancio desmesurado, etc. Varias cajas de hierro de distintas presentaciones después, sigo sin tener la más mínima absorción. Prueba de sangre oculta en heces negativa, colonoscopia normal, sin nada destacable. Por fin, la gastroscopia con biopsia intestinal la semana pasada. El resultado del análisis anatomopatológico no ha podido ser más claro: “atrofia vellositaria subtotal compatible con enfermedad celiaca”. Traducido, soy celiaco, mi intestino tiene dañada la mucosa, motivo por el cual no absorbe de forma adecuada los nutrientes, incluido el hierro.

Este diagnóstico, más que un “mazazo” ha supuesto una liberación, ahora ya tengo algo a lo que enfrentarme. De momento, se acabó la incertidumbre, a seguir la dieta estricta sin gluten de por vida, y a esperar unos meses a que se recupere la mucosa intestinal y con ella los niveles de hierro normales.






10 comentarios:

Tinyo dijo...

Pues como bien dices una liberación saber los orígenes del problema. Ahora a ponerle remedio. Saludos

Emilio dijo...

¡Hola Efrén! A pertir de ahora verás como vas a mejorar. Me alegro que ya conozcas el motivo de tus problemas. Ánimo.
Saludos.

therapeutes dijo...

Ponte en manos de un buen profesional especialista en PNI (psiconeuroinmunología) Es evidente que no podrás tomar alimentos con gluten, pero hay muchos otros que no lo tienes y que no son muy recomendables para un problema de flora intestinal como el tuyo. Por desgracia la medicina convencional no suele estar al tanto de estos alimentos. Si necesitas más informacion no dudes en consultarme. Un saludo y recupérate.
cesar131083@hotmail.com (lcdo en ciencias de la actividad fisica, fisioterapeuta y osteópata)

Unknown dijo...

Hola Efrén.
Como dicen los mayores, "quién no come, no empuja".
Ahora que conoces el origen de tu problema, empujarás en la correcta dirección.
Saludos

Unknown dijo...

Hola Efrén.
Como dicen los mayores, "quién no come, no empuja".
Ahora que conoces el origen de tu problema, seguro que empujarás en la buena dirección.
Saludos

Marc dijo...

Animo Efren, ahora que ya sabes el problema, ya puedes poner la solución. Seguro que todo ira mejor a partir de ahora. Saludos crack!

Anna dijo...

Hola Efrén,me alegro que sea un nuevo objetivo y,porsupuesto que vas a mejorar. Y ya no son simplemente las carreras, sino el día a día.

Un saludo.

Jose Lopez Ferrero dijo...

Hola! Hace tiempo que sigo el blog y me gustaría hacer llegar una muy buena sugerencia. Si me facilitaís un email de contacto os la hago llegar.
Gracias y a seguir así!
Jose
joseferrero88@gmail.com

the vice dijo...

Cada un tiene su problema, a mi todo el mundo me pregunta porque no adelgazo, yo les explico que es un problema de tiroides y todos dicen que como demasiado, que no hago bastante ejercicio... en fin cuidate y sigue caminando que seguro que no sera malo. :D

Pesque dijo...

Hola:

He llegado a tu blog por casualidad buscando información sobre la Marató i Mitja, me he encontrado con esta entrada y no he podido evitar sentirme identificada. Yo también fui diagnosticada de celiaquía de adulta después pasarme la vida con problemas de salud. Para mí el diagnóstico también fue un alivio y a la vez el inicio de nuevo camino hacia la salud

Espero que hayas mejorado con la nueva dieta. A veces la recuperación puede tardar más tiempo del que desearíamos. En mi caso tardé más de un año en notar mejoría. De todos modos para mí la mejoría real llegó al hacer otras modificaciones en la dieta más allá de eliminar sólo el gluten.

Saludos.